Destructoras para la oficina

A la hora de elegir una destructora de papel para la oficina, debemos plantearnos ciertos aspectos para mejorar la vida útil del aparato de acuerdo a la funcionalidad que le vamos a dar y sacarle el máximo partido.

Por ejemplo, en función de la frecuencia con la que vamos a utilizar la destructora, podemos elegir entre dispositivos que destruyen entre 5 y 8 hojas de una vez, los que destruyen entre 10 y 15, y los que destruyen entre 15 y 30 hojas al mismo tiempo. Los primeros son adecuados para oficinas pequeñas, y pocos
usuarios, ya que aguantan en funcionamiento en torno a 10 minutos sin sobrecargarse. Los segundas son recomendables en el caso de un uso moderado, para oficinas en las que varias personas requieren su uso, pero no deben forzarse de forma continua. Los últimos están pensados a una escala más profesional, para grandes empresas que necesitan destruir documentos a alto ritmo y en una cantidad considerable.

Por otro lado, podemos tener en cuenta otras funcionalidades de las destructoras de papel que pueden resultar útiles: como sistemas de seguridad para evitar accidentes, el ruido, mecanismos antiatasco o su capacidad para destruir otros materiales que pueden ir enganchados con el papel (clips, grapas, etc.).

Además, atendiendo al tamaño de las piezas en que se destruye el papel, nos encontramos con destructoras de corte en tiras, en partículas o microcorte.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>