Consejos de seguridad para usar el material de oficina

Si bien el trabajo en la oficina no tiene tantos riesgos como muchos otros (como por ejemplo, el trabajo en altura, las instalaciones eléctricas…), no debemos descuidar ciertos aspectos de seguridad que nos pueden provocar más de un susto que acabe, desgraciadamente, en un accidente laboral.

El material de oficina con el que estamos continuamente en contacto puede ocasionarnos imprevistos de seguridad, ya que si descuidamos aspectos como la organización, mantenimiento (sobre todo en el caso de materiales eléctricos) y, sobre todo, los buenos hábitos y el uso responsable.

¿Pero qué problemas podemos encontrarnos y cómo evitarlos? Es muy sencillo siguiendo unas pautas básicas de organización. A continuación te explicamos algunas fundamentales.

 

La organización, fundamental

  • Mantén siempre los pasillos despejados, sin objetos por en medio (especialmente cables), para evitar caídas.
  • No amontones material en las mesas, ya que por ellas hay mucho movimiento y podrían caerse.
  • Evita en la medida de lo posible colocar en las mesas aparatos electrónicos, solo lo imprescindible (teléfono, monitor, teclado…). Por ejemplo, mantén siempre debajo la torre del ordenador, la impresora y otros complementos.
  • Guarda siempre tu material punzante o metálico correctamente, no lo dejes en lugares accesibles o encima de la mesa porque con un despiste podrías hacerte daño.

 

Mantén tu material en buen estado

  • No fuerces los cajones o las estanterías con exceso de peso.
  • Revisa cables y equipos eléctricos periódicamente para comprobar su estado, no corras riesgo y sustitúyelos si pudieran suponer un mínimo riesgo.
  • Lleva cuidado con las tomas de corriente y evita sobrecargarlas. No conectes nunca una regleta sobre otra regleta  y vigila el correcto funcionamiento de todo lo que conectes.
  • En caso de necesitar alguna reparación, acude siempre a un profesional. 

 

Cuidado con las alturas

  • Apila siempre lo mínimo posible en las partes superiores de los muebles o estanterías. Asegúrate de que están plenamente colocados y que no sobrecargas esta zona.
  • No subas a sillas o mesas para recoger objetos guardados en estantes altos. Usa una escalera preparada para ello.

 

Compra material de oficina de calidad

  • Es importante seguir una serie de reglas básicas, especialmente en el caso del mobiliario como sillas o mesas, ya que un uso incorrecto podría provocarnos molestias a largo plazo. Busca los productos más ergonómicos posibles.
  • Evita la compra (en la medida de lo posible) de productos con materiales que pudieran resultar tóxicos, sobre todo si existe algún tipo de riesgo en su manipulación. Aunque no se suelen vender materiales que entrañen peligro, si podemos encontrar sustancias como  disolventes orgánicos, cloretileno o tricloroetano que en algunas situaciones nos pueden perjudicar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>