Cómo ser más sostenible al comprar material de oficina

Hay muchas pequeñas cosas que podemos hacer para conseguir que nuestro entorno sea más sostenible, y el comprar material de oficina de forma responsable puede ser una de esas pequeñas acciones que pasan desapercibidas muchas veces pero acaban marcando la diferencia.

En el trabajo utilizamos múltiples objetos y aparatos de todo tipo, y gastamos mucho papel y consumibles que después hay que desechar. Obviamente, no todos los elementos están fabricados con un mismo nivel de sostenibilidad. Por lo tanto, si se quiere ser cuidadoso con este aspecto hay que mirar ciertos aspectos antes de realizar su compra.

Si quieres empezar a tener en cuenta este tema para hacer tu oficina más sostenible, puedes empezar siguiendo estos consejos para disponer de un material más amigable con el medio ambiente. ¡Ponlos en práctica y conciencia a tus compañeros en su uso.

 

Comprar material de oficina reciclado

Nuestro primer consejo es el más conocido por todo: utilizar materiales reciclados (especialmente en el papel, que tiene un gran uso) pondrá un pequeño grano de arena para que nuestro entorno se conserve mejor y el consumo de bienes naturales sea más responsable.

 

Más durabilidad, más sostenibilidad

Pensar en la durabilidad de los objetos es fundamental. Es más sostenible contar con material que tarde más en gastarse, porque así desecharemos y consumiremos menos. Un buen consejo es apostar siempre por el material que funcione por recambios (como los bolígrafos que recarguen tinta) por encima de los desechables.

También es importante cuidar la durabilidad y resistencia de los objetos, por lo que siempre es recomendable en este sentido apostar por una mejor calidad en nuestras compras. Pequeños detalles como disponer de acabados de metal para mejorar la resistencia marcan la diferencia.

 

Apostar por material biodegradable y evitar tóxicos

Otro asunto importante es mirar el material de fabricación de los productos, y apostar por materiales biodegradables, evitando otros como por ejemplo el PVC. Es también muy importante fijarse en las sustancias del producto y evitar las que pudieran ser peligrosas como disolventes orgánicos, cloretileno o tricloroetano.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>